dimecres, 25 de març de 2009

Gran Torino: el final del Último Clásico

Ocurre pocas veces que mientras ves una película en la penumbra de un cine, te invada la sensación de estar viviendo un momento histórico. A mi me ocurrió hace unos días con Gran Torino.

Clint Eastwood
ha anunciado que ésta será su última actuación. Así que ha decidido condensar y destilar todo su bagaje de personajes principales (del cowboy con poncho de los westerns de Sergio Leone, al existencialista entrenador de boxeo de Million Dolar Baby, pasando por el Sargento de Hierro y el mítico Harry -alias “El Sucio”- Callaghan) en ese jubilado viudo y crepuscular Walt Kowalsky que nos hace reír y llorar en su última película.

Todos esos personajes tienen algo en común: su relación personal y profesional con la violencia. Lo que Eastwood concluye con su último personaje es que, por mucho que en momentos de máxima tensión, pensemos que la única solución son las armas, la única verdad es que aplicar la ley del ojo por ojo nos dejará a todos ciegos, como decía Gandhi.

Os recomiendo Gran Torino fervientemente. Es una lección de cine, y de ética.



Artículo de Toni Herrero para Xarxa Jove
Blog: Prohibido Prohibir

Seja o primeiro a comentar